1

¿Por qué constituir una sociedad?

Por contacto@fourwell.mx
01 Feb, 2021

Al empezar un negocio, siempre surge la duda sobre qué tan necesario es constituir una empresa y si vale la pena formalizarla ante notario público; y es que siempre viene a nuestra mente la idea de tener que pagar impuestos y aunque sabemos que este tema es una verdadera preocupación, el constituir una empresa tiene muchos beneficios.

 

Constituir tu empresa, conlleva muchos beneficios, empezando porque te permite asociarte con otras personas. Cuando comienzas un negocio, es probable que no tengas capital suficiente, ni todas y cada una de las habilidades o el tiempo necesario para construir este nuevo desafío y constituir una sociedad te permite asociarte con otras personas que tengan la misma finalidad. Para lo cual será importante establecer desde el principio los acuerdos para llevar la empresa, como por ejemplo de que forma van a participar cada uno en las utilidades y pérdidas de la empresa.

 

Uno de los mayores beneficios de constituir tu empresa es que te permitirá separar tu patrimonio personal de tu negocio, separarás tus finanzas de las de la empresa y gozarás de una limitación de responsabilidad hasta el límite de tu aporte.

 

Es decir, cuando constituyes una sociedad, tienes que realizar un aporte a la empresa, que puede ser dinero o servicios, dependiendo de la sociedad, para que tu empresa empiece a funcionar. Por lo tanto, en caso de que tu empresa tuviera deudas superiores a sus activos, los acreedores como persona física solamente podrían exigirte que en algún momento hayas completado al Capital Social de la Sociedad.

 

Por ejemplo, si para comenzar la empresa, aportaste $5,000 y mediante un muy buen negocio lograste que la empresa convirtiera ese capital en $50,000, la empresa respondería con todo lo que tiene, que son esos $50,000, ahora bien, si el patrimonio de la empresa no alcanza, entonces se podrá revisar si completaste o no tu aporte, que se limitará a exigirte únicamente por los $5,000 de tu aportación.

 

Ahora bien, la mayoría de las veces, las empresas requieren de grandes sumas de dinero antes de comenzar a ser buen negocio. Formalizar una empresa, sobre todo las empresas de capital como la Sociedad Anónima, te permitirá darles participación a accionistas a cambio de una suma de dinero. Incluso permite emitir acciones con diferentes características, y podrías por ejemplo tener acciones que tienen más utilidades, pero no tienen derecho a votos, y todo depende de los acuerdos a los que lleguen y el tipo de empresa que se constituya.

 

Ahora bien, ser una persona moral en lugar de física, otorga a tus clientes y proveedores miraran mayor seriedad y profesionalismo, ya que normalmente las empresas tienen estructuras complejas y distintos colaboradores trabajando en ellas.

 

Adicionalmente, constituir una sociedad, te permite acceder a productos bancarios a nombre de la empresa. Con tu empresa podrás ir obteniendo distintos productos bancarios como créditos mayores, todo según el comportamiento crediticio y movimientos de la empresa. Así existen una serie de iniciativas y fondos a los que puedes acceder una vez que hayas formalizado una empresa.

 

Esperando que este artículo te haya sido de utilidad, te recomendamos asesorarte acerca del tipo social más conveniente para tu negocio y te recordamos que si constituir una sociedad, estamos a tu disposición para asesorarte.