1

Régimen de Incorporación Fiscal para el ejercicio 2021

Por contacto@fourwell.mx
08 Mar, 2021

El Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) es el régimen que busca ampliar la base de contribuyentes a través de un esquema de tributación opcional, el cual fue incorporado con la reforma hacendaria del 2014 para sustituir al Régimen de Pequeños Contribuyentes (REPECOS) y al Régimen de Intermedios.

 

En este sentido, las personas físicas que realicen únicamente actividades empresariales, que enajenen bienes o presten servicios por los que no se requiera para su realización título profesional, podrán optar por tributar conforme a los establecido en el régimen en cuestión. No obstante, los contribuyentes que además de los ingresos obtenidos por las actividades antes señaladas obtengan ingresos por sueldos o salarios, asimilados a salarios, arrendamiento de casa habitación o local comercial, intereses o, plataformas digitales estarán en posibilidad de tributar en el RIF, siempre y cuando los ingresos obtenidos en el ejercicio inmediato anterior no hubieran excedido de la cantidad de dos millones de pesos.

 

La Ley del Impuesto sobre la Renta establece que, salvo ciertas excepciones, los contribuyentes que se señalan a continuación no estarán en posibilidad de tributar en el RIF:

  • Socios;
  • Accionistas;
  • Integrantes de personas morales;
  • Contribuyentes que realicen actividades relacionadas con bienes raíces, capitales inmobiliarios, negocios inmobiliarios o actividades financieras;
  • Las personas físicas que obtengan de ingresos por concepto de espectáculos públicos y franquiciatarios;
  • Los contribuyentes que realicen actividades a través de fideicomisos o asociación en participación; y
  • Las personas físicas que presten servicios o enajenen bienes por Internet, a través de las plataformas tecnológicas, aplicaciones informáticas y similares, únicamente por los ingresos que perciban por la utilización de dichos medios.

 

Cabe señalar que aquellos contribuyentes que opten por tributar de conformidad con lo establecido en el RIF no pagarán el impuesto sobre la renta durante el primer año, ya que obtendrán un descuento del 100% sobre el impuesto que resultara a su cargo y el cual irá disminuyendo en los años posteriores tal como se señala a continuación:

 

Reducción del ISR a cargo

Año

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

Descuento ISR

100%

90%

80%

70%

60%

50%

40%

30%

20%

10%

0%

 

Asimismo, las personas físicas que opten por tributar en el RIF obtendrán beneficios adicionales, entre los que destacan los siguientes:

 

  • No se encontrarán obligados a la presentación de la declaración con información de las operaciones realizadas con sus proveedores en el bimestre inmediato anterior, siempre que se utilice el sistema de registro fiscal “Mis Cuentas”;
  • No estarán obligados a presentar declaración anual ni declaraciones informativas, salvo a la correspondiente a retenciones de salarios;
  • Si trasladan el impuesto al valor agregado de manera expresa y por separado por las operaciones que realicen, no estarán obligados a presentar las declaraciones informativas previstas en el ordenamiento legal correspondiente, siempre que utilicen el sistema de registro fiscal “Mis Cuentas”.

 

No obstante, los contribuyentes en el RIF tendrán diversas obligaciones que deberán cumplir, entre las que destacan las siguientes:

 

  • Solicitar su inscripción en el RFC;
  • Entregar a sus clientes comprobantes fiscales;
  • Presentar a más tardar el día 17 del mes inmediato posterior a aquél al que corresponda el pago, declaraciones bimestrales en las que se determinará y pagará el impuesto conforme a lo señalado en los ordenamientos legales correspondientes. Los pagos bimestrales tendrán el carácter de definitivos.

 

En este sentido, cuando los ingresos propios de la actividad empresarial obtenidos por el contribuyente en el periodo transcurrido desde el inicio del ejercicio y hasta el mes de que se trate, excedan de los dos millones de pesos el contribuyente dejará de tributar en el RIF, a partir del mes siguiente a aquél en que se excedió el monto antes señalado.

 

Cuando los contribuyentes dejen de tributar en el RIF, en ningún caso podrán volver a tributar en los términos del mismo.