1

Modificaciones a la NOM-051

Por contacto@fourwell.mx
01 Mar, 2021

La Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSA1-2010 sobre el etiquetado frontal para alimentos y bebidas no alcohólicas, existe desde hace muchos años siendo la norma encargada de determinar la información comercial y sanitaria que deben incluir las etiquetas de los alimentos preenvasados, es decir, aquellos alimentos o bebidas que se sellan, sin la posibilidad de que el consumidor pueda probarlo a menos que se adquiera en su totalidad.

 

El 27 de marzo de 2020 fue publicado en el Diario Oficial de la Federación una actualización a la comúnmente conocida como NOM-051, la cual será aplicada en tres fases y los primeros cambios entraron en vigor desde el 1 de octubre de 2020.

 

En dicha actualización se estableció que los productos que sean preenvasados y que contengan alto contenido de azúcar, grasas saturadas o edulcorantes, entre otros excesos, deberán colocar octágonos negros en la esquina superior derecha del etiquetado frontal.

 

Adicionalmente establece que los productos que contengan uno o más sellos de advertencia, no podrán tener personajes infantiles en las etiquetas refiriéndose a personajes de animaciones, dibujos animados, celebridades e incluso hasta deportistas. Además de los personajes, tampoco se podrán incluir elementos interactivos como juegos, que sean dirigidos para niños, incitando y promoviendo el consumo en exceso, como sigue:

 

4.1.5 Los productos preenvasados que ostenten uno o más sellos de advertencia o la leyenda de edulcorantes, no deben:

 

a)     incluir en la etiqueta personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, celebridades, deportistas o mascotas, elementos interactivos, tales como, juegos visual – espaciales o descargas digitales, que, estando dirigidos a niños, inciten, promueven o fomenten el consumo, compra o elección de productos con exceso de nutrimentos críticos o con edulcorantes, y

 

b)    hacer referencia en la etiqueta a elementos ajenos al mismo con las mismas finalidades del párrafo anterior.”

 

La actualización de la norma podrá traer como consecuencia efectos a derechos de propiedad intelectual e industrial, en particular, respecto de las marcas y diseños que pueden ser utilizados en los envases y etiquetados de los productos alimenticios y bebidas no alcohólicas preenvasados.

 

A partir del 1 de abril de 2021 lo anterior será obligatorio como parte de los lineamientos que deberán cumplir las empresas que elaboren este tipo de productos. Aunque se aclara que tendrán un plazo de cinco años que estará dividido por tres fases.

 

En la primera fase, se tendrán que eliminar a los personajes infantiles y los elementos interactivos de las etiquetas y productos. Las empresas tendrán unos meses para hacer un cambio total en sus productos o de lo contrario serán multados y en algunos casos hasta clausurados, lo cual afecta de forma directa los derechos de propiedad intelectual e industrial protegidos y regulados en la Ley de Propiedad Industrial y Derecho de Autor.

 

Esta nueva regulación tiene como objetivo que la población pueda conocer de una manera sencilla y clara, el contenido de los productos ultra procesados. Es decir, la idea es que los consumidores puedan elegir el consumo de bebidas y alimentos con mayor conocimiento de su contenido y así evitar que estos productos sean tan atractivos para la población, sobre todo la infantil; sin embargo, no define expresamente qué debe interpretarse como “dibujos”, generando incertidumbre sobre las figuras que estarían o no incluidas dentro de este concepto.

 

Aunado a lo anterior, aun y cuando la verificación y vigilancia de la norma en cuestión se lleva a cabo por la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) y las dependencias competentes, la NOM-051 contraviene a la obligación impuesta por la Ley de la Propiedad Industrial que determina que los signos distintivos se deben de utilizar tal y como fueron registrados, de lo contrario pueden caducar por falta de uso. Esta prohibición no sólo podría extenderse a sus empaques, sino que también a la publicidad, ya que la regulación es poco clara respecto de este punto.

 

La NOM-051 de cierta manera incentiva el uso de un empaquetado genérico, el cual representará una desventaja competitiva al impedir ostentar elementos gráficos para los productos que se elaboren y comercialicen en México. Por lo que obligará a las empresas a estar en constante actualización sobre esta disposición y a los titulares de derechos marcarios a diseñar estrategias que neutralicen el impacto negativo que la misma pueda generar con miras a conservar sus derechos o incluso impugnar la inconstitucionalidad de la norma.